5 ene. 2010

El Retorno

Hacía un tiempo que ocultaba su adicción, quizá porque el destino la había llevado por caminos más esquivos. Sin embargo, ni bien pudo conseguir un trabajo más o menos rutinario y estable volvió a las andadas. Toda adicción es una enfermedad que duerme un sueño mórbido hasta que unas chispas lo hacen renacer de sus propias cenizas.

Era otoño, pero ya podían sentirse los primeros fríos de estación. Ella doblaba aquella esquina presurosa para no prestarle atención al puesto de “usados”, pero ese día, ese día no lo logró. No pudo desviar su mirada y sin pensarlo entró. Lo tomó entre sus brazos, puso un puñado de billetes en el mostrador y se fue corriendo como si lo hubiese robado.

Ni bien llegó a su casa se lo probó. Parecía hecho a medida, como si un sastre lo hubiera imaginado en ella. Se miró al espejo y extrañamente no vio lo de siempre. Se acercó un poco más, porque dudaba que esa imagen fuera ella, balbuceó algunas palabras pero su voz ya no pronunciaba su nombre.

Puso su manos temblorosas en los bolsillos como buscando algo que la identificara. El bolsillo izquierdo tenía una pequeña caverna por la que pudieron, no sin poco trabajo, sus dedos índice y mayor sacar un papel apenas legible. Era una vieja boleta de tintorería que decía “Tintorería El Retorno“, veinte de junio de mil novecientos setenta y tres, Sra. Isabel Sánchez, limpieza a seco.

Volvió a mirarse y pudo apreciar sus dedos ajados por el tiempo, su peinado de peluquería de barrio, sus tacones relucientes; lista para salir rumbo al aeropuerto internacional a recibir a…

Como dirigida por hilos invisibles tomó en la esquina el “87”. Tenía pintado su rostro de ilusión azul y blanca; ese mismo rostro que de joven, allá por la década del cincuenta se iluminó cuando votó por primera vez.

Bajó del colectivo, no le importó mojarse. Como tantos otros caminó animada entonando cánticos de bienvenida como peregrina hacia la Catedral.

Nunca pudo regresar a la tintorería. Una de las miles de balas antes la alcanzó.


Autora: Diana

Mail: hagah16@hotmail.com

Idea utilizada: Compradora compulsiva en ferias americanas, una joven mujer se siente poseída por las personalidades de los antiguos dueños de la ropa usada que compra por muy poco dinero.

Donante: Sta Pluma

10 comentarios:

  1. Anónimo6/1/10 9:27

    Moraleja:
    No despiertes a las adicciones... se pueden tomar revancha!SH

    ResponderEliminar
  2. Mony Cáceres6/1/10 10:56

    Diana .Acabo se leer tu escrito 2 veces y realmente estoy conmovida .no sabía que tenías estas aptitudes literarias . te felicito Un beso mony

    ResponderEliminar
  3. Anónimo6/1/10 12:29

    EXCELENTE el cuento corto que acabo de leer.
    Aunque debo decir que deberias poner a quien va a recibir al aeropuerto, ya se que el contexto nos guia directamente al regreso de Peron, pero para alguien q desconoce la historia argentina se pierde.
    A pesar de eso, es muy creativo y hasta diria kafkiano.
    Te felicito Diana, tenes un futuro muy prometedor en el mundo literario.
    Saludos y estare a la espera de lo nuevo suyo

    ResponderEliminar
  4. Anónimo6/1/10 14:58

    Hermoso Diana, hermoso, te recuerdo que yo estuve ahí, y por suerte o mejor dicho, gracias a Dios, hoy, estoy aqui. Hermoso cuento corto, casi tan lindo como vos, aunque no puede igualarse. Hector

    ResponderEliminar
  5. Buenísima la idea y sorprendente el final.
    Muy bueno, Diana! Gracias! Y a seguir contando, que me parece que tenés mucho por sacar y dar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Una de las cosas más asombrosas de este blog es que demuestra que una idea puede despertar creaciones múltiples e insospechadas. La idea original de Srta. Pluma es genial. Este cuento que resultó de esa idea y mutó en tu mente es muy bueno e intenso. Te felicito, Diana!
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Anónimo7/1/10 18:36

    Felicitaciones! Es increible que no hayas hecho ningun curso relacionado con lo literario,-deberías. Te quiero mucho y estoy muy orgullosa de vos. Muy creativo el short story
    Un beso grande
    Cami

    ResponderEliminar
  8. Anónimo10/1/10 2:14

    Lady
    Sorprendido, gratamente sorprendido!
    Como dice Cami, deberías.
    Voy a seguir tu veta literaria.

    ResponderEliminar
  9. GUAU !!!, QUÉ MANERA SIMPLE DE DECIR TANTAS COSAS EN POCAS LINEAS !!!. HAY UNA VETA ´DE CUENTISTA MUY PROMETEDORA. AGUARDO ANSIOSO MÁS CUENTOS.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo8/2/10 2:54

    Muy bueno!!! aunque yo soy medio burro para la historia, pero me llego!!
    Te felicito!! beso.
    THE BODYGUARD

    ResponderEliminar