5 feb. 2010

El pastor urbano

Querida Helena:
Para mi lo del Urbano fue porque se dio un golpe en la cabeza contra un árbol o porque siempre llegaba tarde a todos lados, cuando las cosas ya habían terminado y no se enteraba de nada.
Vos sabes que de chico era lento, poco comunicativo…un inadaptado. Desde que te fuiste, como no quedó otra hembra de su especie, al menos no a la vista; mientras los demás se complacían procreándose, él no entendía. Pensaba que eran peleas o una danza muy agresiva. Pensaba… pensaba mucho.
Todos andaban desnudos y descalzos. Urbano arrastraba pesadamente su vida entera, decía que así se sentía seguro. Ante cualquier cosita que pasara: una lluvia rapaz, la caída de una rama, la bicicleta del cartero, un trueno zigzagueante, él metía su cabeza y sus patas para adentro y que el mundo se venga abajo.
Supuestamente un enano que casi nadie vio, le dijo que él era distinto a los demás. Le dijo también que buscara su verdadero ser perdido en el origen, que estaba para hacer historia y no se cuantas barbaridades mas.
Urbano decidió viajar a las Islas Galápagos para ver a sus antepasados. Un sumo sacerdote que hablaba una lengua que él no comprendía lo nombró guardián de la moral. Le encomendó que cuidara que no se esparza por el mundo la molicie y el desenfreno de la carne.
Maldito sea el momento en que regresó con las buenas nuevas. Éramos tan felices…
Enseguida consiguió muchos adeptos; sabes que nunca faltan los que necesitan que se le diga en que tienen que pensar.
Lo primero que hizo fue ponerle pañales al pato para que no hiciera lo suyo a cada paso. El pobre pato vive constipado. Alambró los árboles. Joaquín, el perro, no tiene donde apoyar la cuarta pata para hacer pis.
En el bosque todo huele a nada. Nada de nada, ni cosquillitas, ni besos, ni risotadas. Ni aventuras ocasionales, primero hay que pasar por el altar, Cada día somos menos; y aburridos muy aburridos.
Helena, el Urbano no es un feo muchacho; un poco arrugado y cabezón, nada mas. Está muy tenso, necesita un alivión. ¿Por qué no volvés?. Acá tenés lugar para poner los huevos, te los cuidamos entre todos. Te vamos a tratar como a una reina o como la pastora. Te lo pido en nombre de todos. Nosotros también necesitamos una refrescadita.
Esperamos una respuesta positiva.

Tu amigo, Gervasio (el mono)


Autor: Jorge Castagna

Blog: http://manijulio.blogspot.com/

Idea utilizada: "Quiero una historia con una tortuga, un pato, un perro y gnomo con una espada de isopo".

Donante: Kevin GyS

No hay comentarios:

Publicar un comentario