11 sept. 2011

El Caballero

Camina lentamente por el sombrío bosque, la niebla al ras del piso no le permite ver por dónde.
Una importante misión le fue encomendada, sólo si la lleva a cabo con éxito podrá recuperar la DIADEMA DE ESMERALDAS que lo llevará hacía su esposa, la legítima portadora.
Muchos han muerto en el intento, pero él no podrá darse ése lujo; el monarca del reino vecino, conocedor de su fama de aguerrido, se atrevió a secuestrar a su esposa y ha amenazado con matarla si no se compromete a acabar con el malvado dragón que azota sus dominios.
Si no le muestra la cabeza de la bestia a los emisarios del rey que lo han acompañado, jamás le entregarán el mapa que conduce al lugar donde la tienen cautiva y que será su tumba.
Ha oído muchas historias acerca del monstruo, quienes se aventuraron en la empresa para acabar con él terminaron incinerados, apenas puestos los pies a la entrada de la cueva; pero él ha previsto ése problema, conocer a un gran mago tiene sus ventajas, con la túnica de la invisibilidad que le ha confiado logra entrar sin ninguna dificultad.
Solo es cuestión de esperar a que el dragón se vuelva a dormir, siente el olor a humano pero no ve a nadie por allí por lo que, una vez que inspecciona la entrada, vuelve a su reposo.
En ese momento, el valiente caballero salta sobre él y hunde el filo de su mortal DAGA en su asqueroso cuello y lo va decapitando de a poco, hasta que con un tajo seco secciona la cabeza de la bestia que ya tiene las fauces llenas de ESPUMA y la lengua fuera.


Datos de la autora: Patricia O. (Patokata)
Dirección del blog: http://mismusascuenteras.blogspot.com

Idea Utilizada: Una daga, espuma y una diadema de esmeralda...
Donante: Ana GyS

No hay comentarios:

Publicar un comentario